La promotora virtual ya llegó a Panamá

febrero 24, 2014

Si has paseado por el Multiplaza estos últimos días habrás podido observar un producto novedoso en Panamá, la promotora virtual. Esta solución pionera ha sido realizada por la empresa de publicidad  y marketing  Pienza, para su cliente de proyectos inmobiliarios Playa Blanca. Permite mostrar un producto o servicio de forma atractiva e impactante a través de un promotor virtual, reemplazando de esta forma el impulsador convencional y capturando la atención de los observadores de forma innovadora y original.

Virtual Promotion Panamá

Se trata de un  producto ideal  que puede ser utilizado  en eventos, stands de exhibición y comercios. Ya sea para dar información acerca de los productos y servicios de la empresa, promoción de ofertas especiales,  o  utilizado como entretenimiento, la promotora virtual es el medio ideal para transmitir un mensaje de forma automática y atractiva.

Este sistema de proyección que genera la sensación holográfica incluye contenido de alta definición de reproductor multimedia, altavoces y sistema de sujeción o base.

Son innumerables las ventajas que permite esta solución, es de alto impacto, transmite mensajes con la emoción y calidad que no brinda el método convencional,  permite grabar un video que se genera en loops las 24 horas, ocupa poco espacio, se puede trasladar, puede adaptarse a cualquier forma (hombre, mujer, robot, animal…), y permite integrar efectos visuales como aparición de productos en las manos del promotor.

Con la promotora virtual las posibilidades son infinitas.

                       www.virtualpromotionpanama.com

Anuncios

Elija bien el nombre

enero 15, 2013

Esta apunto de crear una nueva empresa o  marca. Aunque parezca simple, encontrar el nombre idóneo puede ser una tarea muy difícil. Le indicamos pasos y consejos a tener en cuenta

El nombre es uno de los aspectos más importantes en cualquier negocio, ya que influye en la primera impresión que el público tiene de nosotros. Es fundamental que  le dedique el mismo esfuerzo a esta tarea que a otras propias de la empresa. Un nombre que no dice nada, no tendrá la fuerza suficiente para penetrar en la mente de la gente.

Qué hacer

Antes de empezar el proceso, respóndase a algunas preguntas que le ayudaran a definir una posible estrategia: ¿Quienes son mis clientes? ¿Qué servicio/producto les doy? ¿Cuál es el principal beneficio para el cliente? ¿Mis puntos fuertes? ¿Mi competencia? ¿Qué me diferencia de ellos?. Ejemplos. Duracell , “mayor duración” que el resto, para unas pilas alcalinas. Ray-Ban, un juego de palabras que en inglés se entiende como “prohibido los rayos” para unas gafas de sol.

Idee nombres. Realice un brainstorming o lluvia de ideas. Escriba todos los nombres, que se le ocurran y cuantos más mejor (nombres, adjetivos, adverbios, sinónimos, antónimos…). No es el momento de cuestionar, valorar, ni censurar, solo escriba. Nota. Buscar en internet, diccionarios, libros, y revistas le puede ayudar a abrir su imaginación. Y si es necesario siempre tendrá familia y amigos que le echaran una mano.

Descarte los menos adecuados. Una vez que tenga una larga lista de nombres potenciales  analice cada uno y empiece a eliminar. Para ello, debería considerar las siguientes características:

-Debe ser fácil de escribir, de pronunciar, de leer y de recordar.

-Diferente:  Evite usar un nombre que se parezca o suene igual a otro (sobre todo si es de su mismo sector). Nota. Realice una búsqueda en Google para comprobarlo, le será de gran utilidad.

-Positivo: Evite conceptos negativos que se puedan asociar al nombre.

Debe encajar con su mercado objetivo. No muy moderno para clientes conservadores, no muy conservador para clientes modernos.

-Que no se asocie con ninguna ubicación geográfica. ¿Qué pasaría si un negocio llamado “Tintorerías Barcelona” quisiera abrir una delegación en otra ciudad? Atención. En algunos casos se puede dar justamente el caso contrario, entendiendo la ubicación como un valor importante, y se quiera reforzar esa imagen. Ejemplo. Custo Barcelona.

-Vivimos en mundo global. Quizá su empresa algún día sea internacional o tenga clientes extranjeros. Considere  que el nombre de su empresa pueda ser pronunciado en otros idiomas.

Branding

Una vez hayamos escogido los finalistas.

Dominio de internet disponible. Compruebe si los dominios están disponibles en internet. Lo ideal sería que estuviera libre tanto el dominio “.com” como el “.es”. Nota. Utilice cualquiera de la multitud de páginas que existen para verificar su disponibilidad. Ejemplo: http://www.nominalia.com

Investigue las referencias de las palabras. Tenga especial cuidado en que el nombre no tenga un significado o una connotación negativa en otro país o en otro idioma. Lo que funcione en un país, no necesariamente funcionara en otro. cualquier diccionario de los disponibles en internet para evitar sorpresas desagradables. Ejemplo. En España el modelo Mitsubishi “Pajero” se llama “Montero”.

Y por último, escoja. Una vez que haya reducido sus opciones a los finalistas, podrá tomar la decisión basándose en su instinto, razones personales o cualquier otra opción. Eso sí, asegúrese de que se siente cómodo y satisfecho con el nombre, si las cosas van bien le va a acompañar durante mucho tiempo. Nota. Puede ser de gran utilidad realizar un test entre amigos y conocidos para ver como son percibidos.

El nombre es un activo muy importante en la empresa, se trata de su tarjeta de presentación, la primera impresión para el cliente y por lo tanto una parte fundamental de su éxito o fracaso. Tómese el tiempo necesario en su creación.


Nuevo producto ¿A qué precio?

noviembre 23, 2012

Usted sabe que ponerle el precio a un producto es complicado. Hay muchos factores previos a tener en cuenta, pero también hay algunos métodos que le pueden ayudar en esta tarea. Vea cuáles son y utilice el más adecuado a su empresa.

Nuevo producto ¿A qué precio?

Métodos basados en el coste. Estos métodos se basan en conocer previamente los costes en que incurre su empresa para producir los productos. Son métodos sencillos y bastante fiables porque la información necesaria para calcularlos está en su propia empresa. Vea cuáles son:

  • Coste más margen. Añada un porcentaje al coste de producción unitario del producto. El coste de producción unitario de un producto incluye tanto los costes fijos (luz, teléfono, alquiler, mano de obra, etc..) como los variables (materias primas, embalajes, comisiones sobre ventas…).

Ejemplo. Su empresa fabrica alfombras para vehículos. Fabricar una única alfombra le cuesta 22 dólares y quiere obtener un margen del 50%. Obtendrá el precio de venta  añadiendo dicho  porcentaje a su coste, es decir 33 dólares (22 + (50% x 22)). Nota. Si no tiene calculados los costes fijos por unidad de producto, haga el cálculo utilizando únicamente el coste variable. El resultado no será tan fiable porque el margen que añada no es “limpio”, es decir, aún debe asumir los costes fijos.

  • Precio objetivo. Fije el precio del producto en función del  beneficio que su empresa desea obtener. Para aplicarlo ayuda conocer el punto muerto o umbral de rentabilidad de la empresa. Es decir, la cifra de ventas a partir de la cual empieza a tener beneficio .  Se calcula dividiendo los costes fijos entre la diferencia del precio y el coste variable unitario.

Ejemplo. Utilizando el caso anterior, si una alfombra tiene un coste variable de 17 dólares, los costes fijos de su empresa son 25.000$  y habís pensado poner un precio de 27$ por alfombra. El punto muerto seria de 2.500 unidades, resultado de 25.000/(27-17) . Nota.Si su empresa vendiera más de esa cantidad, obtendría beneficios, en este caso, la diferencia entre el precio y el coste variable unitario, por las unidades vendidas de mas. Por el contrario, si vendiera por debajo, obtendría perdidas.

Si  añadimos el beneficio que queremos obtener en la formula anterior, podremos calcular el precio de venta que deberíamos fijar.

Ejemplo. Con los mismos costes fijos y variables anteriores, la empresa quiere obtener un beneficio de 30.000$, y espera vender 5.000 unidades. Obtendrá el precio de venta,  añadiendo al coste variable, el resultado de dividir los costes fijos y el beneficio esperado, entre las unidades a vender. En este caso 28, resultado de 17+((25.000+30.000)/5.000).

Otros métodos.

  • En función del comprador: Determina el precio en función del valor percibido por el comprador. Nota. La dificultad de las pequeñas empresas para hacer estudios de mercado hace más difícil la utilización de este método.
  • En función de la competencia: Ponga un precio similar al del sector, salvo que tenga alguna ventaja o desventaja en calidad, disponibilidad, distribución o servicios complementarios, en cuyo caso fije precios por encima o por debajo, respectivamente.

Valore bien las distintas opciones que tiene, ya que la fijación del precio en un producto, es una de las decisiones comerciales más importantes que su empresa debe tomar.